Primer domingo del octavo mes de la segunda década del siglo XXI. 1 de agosto de 2010. ¡¡VACACIONES!!

Hoy es el día de los coches, de los aviones, de los trenes. Millones de personas saliendo de sus ciudades y otros millones volviendo tras pasar unos días en cualquier lugar que les haga olvidar sus vidas. Nuestras casas reflejan y nos recuerdan lo mejor y lo peor de nuestras vidas; por eso cuando necesitamos desconectar, cambiar de realidad, es tan importante salir de ellas.

La semana pasada no escribí la canción del domingo y es posible que no lo haga durante un par de semanas más. Lo mejor de las obligaciones autoimpuestas es que puedes saltártelas cuando quieres. Lo peor, sin embargo, es que saltarte una obligación así es la forma más sencilla de asomarte al vacío. Es la segunda o tercera vez -no estoy seguro- que falto a mi obligación semanal desde que esta sección nació hace algo más de dos años, y con toda seguridad no será la última.

Durante los últimos quince días han pasado muchas cosas. Aunque muchos esperáis que hoy hable de toros, no lo voy a hacer. Tampoco voy a perder tiempo con la reforma laboral ni con ninguno de los temas que tantos comentarios apasionados han suscitado durante los últimos días. Hoy, domingo 1 de agosto, es mi primer día de vacaciones y no pienso malgastarlo. Necesito un poco de relax, y por ese motivo la canción del domingo es una de las canciones que más me ha ayudado a relajarme durante los últimos cinco años: Sunrise, de Afterlife.

Can I dissolve into you? Allow me
To fall into the sky so blue. Surround me
With every color in your heart to soothe me
And we’ll wake up in the morning sun

Descubrí Sunrise hacia el año 2005 dentro del volumen 8 de Café del Mar, precisamente a raíz de un viaje a Ibiza con mi hermano y unos amigos que fue casi tan divertido como relajante, y desde entonces esta canción me devuelve ambas sensaciones: alegría y relax. Algo que necesito con urgencia tras un año apasionante, intenso y agotador.

Afterlife es el nombre comercial bajo el que se esconde Steve Miller, un productor británico especialista en downtempo (chill out, chill, lounge, trip hop), que también ha participado en varios volúmenes de Café del Mar. Evidentemente, el vídeo no es el original de la canción, pero da el pego 🙂

Os dejo con Afterlife y os deseo la mejor entrada en el mes de agosto de vuestra vida. ¡Feliz Domingo!

Canción del domingo: Sunrise (Afterlife)
Etiquetado en:                            

Un pensamiento en “Canción del domingo: Sunrise (Afterlife)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.