Mi zona de confort está en la intersección entre el derecho y la tecnología; por este motivo, las empresas que he creado hasta ahora pululan alrededor de la línea que separa ambos mundos.

Te hago un resumen rápido:

El equipo de e-contratos
El equipo de e-contratos

En diciembre de 2003 dejé mi trabajo en Ernst & Young Barcelona para crear E-contratos con mis socios -y amigos- Javi y Jordi; poco después se apuntaría Luismi al carro. E-contratos era un servicio web que permitía negociar y firmar contratos a través de internet con seguridad. Fue mi primera experiencia emprendedora y, como podéis ver en la foto, estaba rebosante de felicidad, como si me hubiese comido a mí mismo. Javi, Jordi, Luismi: gracias por aquellos años y perdón por la foto.


 

A finales de 2009, tras pasar unas semanas en San Francisco, me di cuenta de en España hacía falta una firma que prestase servicios legales y de consultoría a empresas innovadoras y les ayudase a crecer desde el conocimiento de la industria.

En diciembre de 2009 lancé Metricson desde el salón de mi casa y ahora asesoramos de forma integral a más de 1200 empresas de 15 países desde nuestras oficinas de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, colaboramos con los principales fondos y aceleradoras  y hemos sido seleccionados por Chambers & Partners, Legal 500 o Best Lawyers como una de las mejores firmas legales en España, en distintas categorías. Si me pinchas, no me sale sangre. Gracias por confiar en nosotros, sois lo más.

 



Aunque no os lo creáis, los abogados tenemos límites. Bueno, seguro que os lo creéis.

El caso es que hay determinadas tareas relacionadas con el mundo del derecho que exceden de la capacidad de los abogados tradicionales e, incluso, de los despachos más avanzados. Por este motivo, en 2020 adquirimos Terminis y la integramos dentro del grupo Metricson, para convertirla en nuestro propio proveedor de servicios legales alternativos (ALSP en inglés).

En Terminis puedes, por ejemplo, contratar online documentos legales (contratos, T&Cs, convocatorias, etc.) personalizadas por abogados expertos, por un coste más que asequible, que te entregaremos en 48h, o publicar tus convocatorias de junta general de forma segura.

 


Pocos meses después de lanzar Metricson, comprobé que la mayoría de las asesorías con las que trabajaban nuestros clientes no entendían su actividad, lo que provocaba retrasos y un montón de problemas durante la due diligence previa a una operación de inversión: descuadres en asientos (lo de los medios de pago era un descojone), fiscalidad de criptomonedas, etc.), nóminas mal cuadradas, activos no contabilizados y mil otros errores que no os creeríais.

Tras intentar llegar a acuerdos con un par de gestorías, decidí crear este servicio dentro de Metricson. Empezamos a construirlo en 2011 y cuatro años más tarde, cuando este área ya tenía autonomía propia dentro de la firma, creamos una spinoff independiente que pasó a llamarse Metacorp y que hoy dirige mi socia Emma Bover con mucho éxito.

Además de ser una gestoría y asesoría laboral, fiscal y contable, Metacorp está especializada en conseguir ayudas y subvenciones públicas, tramitar NIFs, NIEs y otros documentos para expats y presta servicios de CFO externo y asistencia al CFO para compañías que todavía no tienen un departamento financiero bastante fuerte.

Una de las principales apuestas de Metacorp fue desarrollar su propia plataforma tecnológica, para poder integrarnos en las organizaciones de nuestros clientes y que dispongan de acceso inmediato a toda su información, así como un servicio de reporting a inversores, personalizado y automático. Además, somos partners de Holded y trabajamos con un montón de SaaS en varios países.

En marzo de 2021 quedé para charlar un rato con Cristina Carrascosa en Valencia. Cris es una de las abogadas con más talento que he conocido, y una de las mejores especialistas del mundo cripto de todo el planeta. Tiene una legión de seguidores en Twitter y sus contribuciones a la divulgación y el conocimiento sobre esta materia le han granjeado un reconocimiento mucho más que merecido.

De nuestras conversaciones iniciales surgió la conclusión de que había un espacio enorme para desarrollar una nueva firma legal 100% enfocada en cripto y blockchain, que definiera las buenas prácticas legales en esta materia y que se convirtiese en top of mind para las empresas que quieran adentrarse en este mundo. Y vaya si lo había.

Lanzamos ATH21 en abril de 2021, bajo la dirección de Cris, con un equipo maravilloso -gracias, Marina, por formar parte de esto desde el principio- y desde entonces no hemos dejado de crecer, de acompañar a empresas y emprendedores con talento, ideas y ganas de cambiar el mundo. Poco a poco, pero con energía, hemos conseguido que la firma se convierta en la referencia indiscutible para cualquiera que quiera lanzar una ICO, un exchange, un NFT o, simplemente, no sepa cómo declarar sus ganancias en cripto, y parece que esto no ha hecho más que empezar.

PD: ATH21 proviene de All Time High, porque en aquel momento muchas criptomonedas estaban en récords históricos. Y 21 no es el año de creación, sino el suministro máximo de Bitcoins «minables», expresado en millones. Que no te enteras.

Hace 11 años conocí a mi amiga María Martínez subiendo las escaleras de las oficinas de Youtube en San Bruno (California). María es una de esas personas que mola tanto que no te lo puedes creer, porque sabe de UX, de cosmética, de comer, beber y casi de cualquier otra cosa interesante que se te pueda ocurrir. En ese viaje conocí a más gente interesante, como Miguel Ángel, Nacho, Raúl, Txarly, Pedro, Javi y muchos otros que me han acompañado desde entonces en mis aventuras y ahora puedo considerarles mis amigos.

El caso es que poco después de volver de EEUU, María me invitó a una comida en la que Pascual Drake traía el vino, hablábamos de negocios de internet y nos poníamos como las cabras en restaurantes madrileños de postín. Empezó siendo una comida mensual a la que viajaba desde Barcelona, luego desde Valencia y dejamos de hacerlas cuando me fui a vivir a Madrid, manda cojones. Además, Pascual dejó Enolobox, una de mis empresas favoritas del mundo, y nos quedamos huérfanos de vino.

Hace poco, retomamos nuestras comidas y dijimos «no hay cojones de montar un Enolobox». Y al final los ha habido. Ahora, Pascual y María no sólo son mis amigos, sino también mis socios en este negocio que me flipa hasta extremos insospechados, porque es sencillo y hace la vida más feliz a mucha gente: cada mes enviamos tres botellas de vino que seleccionamos entre nuestros favoritos, por 29.9€, gastos y transporte incluido. Lo que hay detrás no es tan fácil, pero eso a ti te da igual porque lo que quieres es descubrir nuevos vinos y disfrutarlos, ahorrando pasta y sin tener que ir a recogerlos a la tienda. Y en eso estamos. Ya puedes apuntarte a la suscripción aquí: descorchify.com.


Las empresas que he fundado me mantienen muy entretenido, pero por unos u otros motivos tengo pequeñísimas participaciones en otras compañías que me encantan y que no tienen nada que ver con mi zona de confort:

 

Pop Places permite alquiler espacios singulares por horas o por días para organizar eventos personales o de empresas.

 

Yaba LogoYaba es un agregador de negocios basados en Amazon, formado por expertos en desarrollar este tipo de oportunidades. El equipo fundador son amigos a los que admiro, así que es una de esas inversiones que puedes hacer sin necesidad de enchufar el cerebro.

 

Poin Places te permite hacer planes con tus hijos cuando se te acaban las ideas. Creada por mis admiradas Motherfounders, hace que el mundo sea un poquito mejor para los niños.

 

BStadium ofrece experiencias únicas para los fans de los principales clubes de futbol. Está en la intersección de dos nichos que me interesan mucho y cuenta con un fundador que sabe más que nadie sobre esto.

Exits

De momento sólo he hecho un exit como business angel y fue gracias a Rentger, creada por Chema Larrea, que nos dio un buen multiplicador en sólo un año al vender la compañía a Idealista. Gracias por dejarme ser parte de esto, Chema.