Noche de burras

Hoy es día cuatro de enero y, como todos los años en la víspera de la Cabalgata de los Reyes Magos, el embajador real ha llegado a Alcoy anunciando la llegada inminente de Sus Majestades de Oriente. El embajador llega en una carroza acompañado de un buen número de pajes con antorchas, pastores, bandas de música y, lo más importante, un séquito de «burritas» que cargan con las cartas de todos los niños -y los no tan niños, entre los que me incluyo- de Alcoy y alrededores.

Sin lugar a dudas, Alcoy es un sitio especial para vivir la noche de reyes y todo lo que la rodea; desde hace unas horas hay unas enormes fogatas que iluminan las montañas, organizadas por el Cortejo de los Reyes Magos, que advierte, así, de la inminencia de su llegada. El tráfico de cartas para los Reyes provoca que antes de este mediodía se haya agotado el stock en toda la ciudad y los almacenes que Sus Majestades establecen todos los años en la filà Llana, desde los que saldrán los centenares de paquetes que ascenderán por escaleras de madera hasta los primeros pisos de las casas, se encuentran llenos a rebosar.
La cabalgata de Reyes de Alcoy no sólo es la más antigua de España; en realidad, puede decirse que es de las pocas cabalgatas que realmente existen en nuestro país, ya que muchas otras se han convertido en meros escaparates de grandes empresas o un totum revolutum de grupos que nada tienen que ver con la tradición propia de la festividad del sábado.

La ilustración que acompaña este post se corresponde con la carta que este año he preparado para Sus Majestades. A nadie engaño ni sorprendo cuando digo que no me ganaré la vida como ilustrador, pero la intención es lo que cuenta y en mi caso la intención es doble: agradar a los grandes regaladores y formar parte de una tradición más que centenaria que hace vibrar a miles de personas todos los años.
No están los tiempos en Alcoy para demasiadas alegrías, pero como pueblo de excesos que somos, nos gusta celebrar nuestras costumbres de forma igualmente excesiva y, qué queréis que os diga, me encanta.

Los republicanos magos tienen poco que hacer estos días en Alcoy…

PD: Pese a su parecido más que notable con Nessie, los bichos que aparecen en la ilustración pretenden ser camellos -o dromedarios-; nunca recuerdo cuáles son los que tienen sólo una joroba-.

Un comentario sobre “Noche de burras

Agrega el tuyo

  1. Sigue asi, Luis, no cambies nunca, haces que la alegria sea mayor al compartirla con los que te queremos.Doy gracias al cielo por tenerte cerca.Un beso

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: