Nuevas experiencias en movimiento

Saltando de enlace en enlace he llegado a varios portales que retransmiten por streaming películas, series, animes, reportajes y casi cualquier tipo de material audiovisual… en su mayoría en inglés.
Uno de los sitios que más me ha gustado es joox.net, donde no sólo puedes visionar películas y series en V.O., sino que incluso puedes descargártelas en formato .divx. No sé cuánto tiempo se mantendrá abierto este sitio, pero dado que no parece haber llegado a ningún tipo de acuerdo con las grandes productoras o distribuidoras, es más que probable que desaparezca pronto.

Es curioso lo fácil que resulta llegar al público en estos momentos; joox.net tiene poco más que una base de datos con cientos de archivos en formato .divx, de una calidad más que razonable -si lo visionas en tu equipo en la resolución «típica»- y un reproductor en streaming de archivos .divx, embebido dentro del portal, que te permite disfrutar de una reproducción «en tiempo real» más que aceptable, sin saltos, con una sincronización perfecta entre imagen y sonido. Pulsas el botón reproducir (play) y todo funciona como si hubieses seleccionado un programa con el mando de la tele, sin anuncios, cuando tú quieres y sin pagar un euro.

Sin entrar a valorar el ajuste de este sistema a las normas en materia de propiedad intelectual, de pronto me he sorprendido escuchando la voz original del doctor House (Hugh Laurie) o las arengas de Leónidas en inglés, algo que estamos acostumbrados a perdernos en España, pero que en otros países no angloparlantes resulta habitual, por no decir absolutamente normal.

Yo no soy un defensor a ultranza de las VO o de las VOS, ni siquiera llegué a ir a los cines Verdi durante los 9 años que viví en Barcelona -falso, una vez acudí a ver «Moebius» junto a mi amigo Joel Montoy- y reconozco el altísimo nivel de los dobladores españoles, considerados los mejores del mundo en su especialidad.

Sin embargo, ver una película en su idioma original supone una experiencia distinta, en parte por el esfuerzo suplementario de intentar entender los diálogos, y en parte también por descubrir las verdaderas voces de algunas de las caras más reconocidas del mundo, a las que te has acostumbrado a asociar una determinada voz, que en realidad no es la suya.

Recuerdo que hace unas semanas, con motivo del rodaje de la última -por el momento- película del maestro Woody Allen, se dio bombo al encuentro entre éste y su doblador español, el conocido actor catalán Joan Pera. Es un caso curioso, en el que el doblador acaba de haciendo un cameo, sin hablar, en una película en la que, cuando se estrene en nuestro país, el protagonista hablará con su voz.

Me cuesta definirme acerca de cuál de los dos sistemas (películas dobladas o VO con o sin subtítulos) es «mejor» desde un punto de vista categórico, pero sí que recomiendo la experiencia de disfrutar de una película «a pelo».

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: