Entre los domingos 10 y 17 de agosto voy a estar en Jalance, el pueblo de mi abuela. Este año acudimos casi toda mi familia materna, unas treinta personas venidas desde casi toda la piel de toro, para celebrar las fiestas del pueblo, así que voy a estar bastante desconectado del mundanal ruido.

La actividad aquí es frenética, contrariamente a lo que pudiera pensarse. La cercanía a la central nuclear de Cofrentes hace que Jalance sea un núcleo bastante frecuentado y que a su alrededor se haya desarrollado una oferta turística bastante interesante, centrada sobre todo en los ríos Júcar y Cabriel.

A la vuelta del periplo os deleitaré con las fotos y una breve crónica, pero por el momento os tendréis que conformar con un par de posts que se publicarán durante la semana gracias a la magia de los demonios de wordpress :). Veremos si consigo desconectar de verdad o muero en el intento.

Vacaciones 2008. Tercera parada. Jalance.
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.