dmw46p

Segundo domingo del quinto mes del segundo año de la segunda década del siglo XXI. Ocho de mayo de 2011. Ya no sé si llueve o hace sol, así que ni intento imaginar qué va a pasar dentro de una semana, cuando esté inmerso en el fragor de la batalla.

Sí queridos niños, este año las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy se celebran entre los días 14 y 16 de mayo, por lo que el segundo día, tradicionalmente dedicado a San Jorge, nuestro patrón, coincide con la festividad de San Isidro Labrador, el patrón de Madrid. Tócate lo que no suena.

La semana que ahora acaba nos ha dejado casi de todo. Hemos hablado de Bin Laden, del enésimo Barça-Madrid, del inicio de la campaña electoral , de la Feria de Abril (que también ha caído en mayo, por si alguien no se había dado cuenta) y de muchas otras historias que, en realidad, me importan bastante poco. Creo que me estoy haciendo mayor porque cada vez estoy menos de acuerdo con la mayor parte de las opiniones que escucho (¡nihilista!), y lo mejor de todo, es que, en realidad, no me importa un carajo.

Cabrearse porque el paro sigue creciendo o porque hace un tiempo de mierda en Barcelona desde que vinimos a vivir aquí es como intentar sacar el agua de una piscina con una cuchara de café: puedes sentirte útil durante unos segundos, pero al final te das cuenta de que no sirve para nada; si me permites un consejo, es mejor que dediques el poco tiempo que te queda de vida a cosas más útiles, en las que realmente puedes marcar la diferencia, o que te hagan sentir bien que a despotricar por cosas que hacen u opinan otras personas, en las que no tienes capacidad de intervenir.

Una de las cosas que me hacen sentir bien es la música y por ese motivo he decidido retomar esta sección del blog que tenía olvidada desde el mes de diciembre de 2010, cuando escribí mi última canción del domingo. Y qué mejor canción para volver a escribir que «Rollerblades«, mi single favorito del primer álbum de Eliza Doolittle, a quien voy a tener el gustazo de ver mañana en directo en la sala Music Hall de Barcelona. Haciendo click aquí puedes ver la ficha del concierto y conseguir tus invitaciones. (si queda alguna, claro) 🙂

Eliza Doolittle fue una de las revelaciones del brit pop en 2010. Hija de cantantes -su madre, Frances Ruffelle, representó al Reino Unido (guayominí) en Eurovisión en 1994-, con sus veintitrés años, su voz cálida y su gusto por los clásicos ha conseguido posicionar cuatro singles en las listas de ventas entre 2010 y 2011. Si buscas en youtube, encontrarás un montón de versiones acústicas de sus temas y de canciones de otros autores, desde Baby de Justin Bieber (sin comentarios, por favor) hasta una versión muy freak de Creep, el clásico de Radiohead.

El concierto de mañana será el primero de Eliza de España y uno de los que más me apetece de los programados antes del verano por la sala Music Hall, junto con el del grandísimo Darwin Deez, uno de los bombazos de este año, sobre el que espero escribir pronto en esta sección.

Lo dicho. No te amargues. Tienes cosas mucho más interesantes que hacer con tu tiempo, como leer este blog. Hace tanto tiempo que no escribo que seguro que te acabas los nuevos posts en un periquete 😉

Canción del domingo: Rollerblades (Eliza Doolittle)
Etiquetado en:                        

3 thoughts on “Canción del domingo: Rollerblades (Eliza Doolittle)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.