Ya estamos aquí

Cautivo y desarmado, el ejército macanudo se retira tras haber protagonizado un fin de semana memorable.
Atrás quedan dos días geniales -casi tres- de convivencia y confraternidad que deberían repetirse más a menudo, pero que nos conformamos con pensar que volverán a repetirse, sin saber cuándo, cómo ni dónde.

El plan se inició el viernes en el Hotel Torre Sant Joan, en San Juan, Alicante. Por cierto, un lugar muy recomendable.

La avanzadilla estaba compuesta por Jordi, Borja, Emilio y un servidor. Poco después llegaban Mauro y Cherch, y sobre las siete y media arribaron los homenajeados, Santi, Moiso y Juan, dirigidos por Nabuco. Los rezagados fueron Waring y Zurita, que llegaron tarde, pero no tanto como para perderse la primera noche de risas.

La noche acabó pronto, porque ya sabíamos que al día siguiente teníamos a madrugar.

El sábado a las 8,30 tocó diana. Tras un buen desayuno en la pinada del restaurante, nos dirigimos al puerto de Alicante para embarcar en el catamarán que nos tenía que llevar a Tabarca. El viaje estuvo genial -íbamos cargaditos de biodramina-, aunque apenas nos bañamos debido a la plaga de medusas que este año infesta nuestras costas.

A la vuelta, pasamos un par de horas en el hotel tomando unas copas y cantando unas cancioncillas. Aunque ya lo sabíamos, nunca nos ganaremos la vida con la música y la tarde acabó convirtiéndose en una versión gore de la casa de las dagas voladoras. Nada grave, ya hace muchos años que nos conocemos, quizá demasiados como para enfadarnos por cuatro verdades dichas con un poco de mala leche.

Por la noche, una muy buena cena en el Dársena de Alicante y unas copillas por los alrededores; risas, risas y más risas. Muchos recuerdos por el camino.

Para rematar el fin de semana, el domingo teníamos preparada un arrocito en la Taberna del Mar, en San Juan Pueblo, donde ya habíamos cenado el viernes, para acompañar la final del mundial de Baloncesto. España ganó 70-47 a Grecia, poniendo así el broche de oro a un fin de semana divertidísimo e inolvidable.

No sé cuándo va a repetirse un fin de semana como éste, aunque aún quedan unos cuantos macanudos por pasar por el altar -como este servidor de Vds-. Me gustaría pensar que no sólo vamos a repetir estas reuniones cuando alguien se case, y que podremos organizarlos cuando todos estemos casados, arrejuntados o bajo cualquier otra modalidad de unión formal. Poc viurà el que no ho vorà, dicen por aquí.

Podéis contar conmigo desde ya, amics.

Un comentario sobre “Ya estamos aquí

Agrega el tuyo

  1. Nunca os arrepentireis de ser «Los Macanudos», nunca, pero si vais dejando pasar fechas para reuniros, os garantizo que llegara un dia en el que ese nombre ya no sabreis ni pronunciarlo, por ejemplo, que pasaria si decidieseis juntaros todos los viernes en la Filá?, habra quien pueda y quien no, pero no se perdera esa amistad, y digo en la Filá, como, podria decir en el Mamella o en AC…, fijaos, unicamente si acudis dos….pues ya manteneis la amistad, pero seguramente sereis mas de dos, seguro, es cuestion de comenzar, las novias, esposas….etc, joder, que se esperen!!!, que un aperitivo con los amigos tambien es importante!!!Hacecedme caso, no dejeis transcurrir los meses…., yo considero que sois unos amigos macanudos…….luchad por mantener esa amistad, por eso, porque sois macanudos.

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: