A day at the races

Simplemente genial. Estoy reventado después de haber pasado dos días en Cheste (circuito y pueblo), pero ha valido la pena.
El día no ha empezado demasiado bien; por algún extraño motivo, ayer añadí una hora a mis relojes en lugar de sustraerla, por lo que, en vez de levantarme a las 09:00 como pretendía, lo he hecho a las 07:00. La primera en la frente.

A las 10:00, finalmente he salido con Nabuco en su moto hacia el circuito de Cheste. El calor era infernal y no había ningún piloto a la vista. Sólo hemos visto a algún que otro «famoso», como Nacho Vidal, y bien prontito nos hemos ido a nuestras localidades de la grada roja.

Pese al calor, la jornada ha sido genial.

Hemos llegado a mitad de la carrera de 250cc; nos ha costado un poco ponernos en situación, porque las primeras indicaciones de los encargados de la retransmisión eran un poco liosas, pero una vez que nos hemos aclarado, hemos disfrutado como enanos. Al final, como esperábamos, hemos celebrado la victoria de Lorenzo (la foto que acompaña este párrafo muestra la vuelta de honor) y nos hemos preparado para ver qué pasaba en la categoría reina.

En este vídeo podréis ver -entre unas cuantas decenas de personas- un vídeo de parte de la última vuelta de Lorenzo, acompañado por Barberá:

En ese momento ya llevábamos puestos nuestros pantalones cortos, porque ayer aprendimos que a esa temperatura, sentados sobre un asiento de plástico, en una grada de cemento y el sol de cara, además de agua había que eliminar ropa.

La carrera de MotoGP ha deparado pocas sorpresas y menos emoción de lo esperado. Rossi se ha ido al suelo en una de las primeras vueltas, por lo que ha corrido en los últimos puestos y solo casi toda la carrera -como en esta foto-, y Hayden no ha tenido que esforzarse demasiado para conseguir su primer mundial de MotoGP.

A destacar, desde mi humilde punto de vista de aficionado junior, el buen trabajo de Pedrosa y la actuación de Troy Bayliss, campeón del mundo de Superbikes y que ha ganado la carrera casi sin despeinarse. La verdad es que ha sido una pena no ver a Rossi peleando como siempre por el triunfo. Otra vez será.

Como conclusión a este fin de semana debo reconocer que todo esto me ha gustado mucho más de lo que esperaba. El motociclismo no ha estado nunca entre mis aficiones, pero las sensaciones que he vivido durante estos días han sido irrepetibles, tanto en el circuito como anoche en el pueblo. Desde aquí quiero agradecer a club nokia su invitación y a Nabuco su compañía durante todo el fin de semana. Espero poder repetirlo muchos años más.

Un comentario sobre “A day at the races

Agrega el tuyo

  1. Aunque el rollo motero siempre me ha parecido un poco «macarra», con perdón de la expresión y con todo el respeto a los compañeros de las 2 ruedas, siempre he vivido en Cheste una serie de sensaciones incomparables, ya que el ambiente es sensacional: la emoción en la pista está a flor de piel, los hinchas disfrutan de lo lindo, se ven motos de todo tipo, el ruido de las motos es ensordecedor y está lleno de azafatas que….en fin están estupendas, Señores qué más se puede pedir? Eso sí, no me siento en absoluto identificado con esos «chalaos» que se dedican a ir quemando neumáticos por las carreteras comarcales jugándose la vida y la de los demás, ya que, como bien decía mi abuelo: «pellejo solo tenemos uno, chaval»; pero es verdad que las sensaciones sobre dos ruedas son incomparables, aunque a mi me gusta más ser un Gentelman de la carretera. Ver BMW K75…

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: