Alea jacta est, el pescado está vendido, no va más señores!!!! Podemos verbalizarlo como queramos, pero el hecho cierto es que nos encontramos a 21 de abril de 2007 y esta noche comienzan las Fiestas de Moros y Cristianos, las primeras desde que nació este blog en mayo de 2006 y las que más a traspiés me han cogido de los últimos años.
Ahora ya no valen las excusas de última hora ni puede uno alegar desconocimiento (que no exime del cumplimiento), cansancio o fuerza mayor. Las Fiestas exigen lo mejor de uno y recompensan el esfuerzo con momentos memorables en buen ambiente y mejor compañía.

Bien visto, cualquier Fiesta es, al fin y al cabo, un acto social que nos permite reecontrarnos con gente a la que durante el resto del año apenas tenemos ocasión de saludar o con las que compartir unas breves frases de cortesía. Este fenómeno se agrava cuando uno vive fuera, como ha sido y vuelve a ser mi caso. Pero las Fiestas de Moros y Cristianos son mucho más que eso.

De hecho, son unas Fiestas tan magníficas que incluso traen loco al Instituto Nacional de Meteorología, en cuya página web las probabilidades de lluvia para un día determinado oscilan, dependiendo de la fecha en la que las consultes, entre el 40 y el 95%. Hombre, pues no es lo mismo.

Mi predicción para las próximas jornadas es que voy a apagar el móvil e intentar disfrutar de unos días que llevo un año entero preparando y esperando. Quizá llueva, quizá granice o incluso, como diría aquél, caigan bandurrias de chuzo (¿¿??), pero eso no va a evitar que aproveche mis últimas fiestas antes de los treinta!!

Si alguien se acerca por aquí, que avise, seguro que hay motivo para celebrar algo.

No va más!!
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.