Esta mañana me he encontrado con este bonito cartel en el ascensor de mi casa

A simple vista, el cartel contiene un oxímoron bastante evidente: Riesgo de avería segura. Aquí sobra algo.

O hay riesgo de avería si suben más de tres personas, o la avería es segura por un defecto en el sistema. El propio concepto de riesgo excluye la seguridad, y por lo que he podido comprobar en mis propias carnes, la segunda afirmacion es mucho más acertada que la primera: todas las semanas se estropea un par de veces.

Lo más cachondo del asunto es que el ascensor ha sido revisado y homologado para cuatro personas, tal y como se puede ver en el otro cartel que se encuentra pocos centímetros a la izquierda del anterior y que podéis ver aquí. Otra  contradicción sin resolver en el mismo ascensor.

Este cúmulo de paradojas y de misterios convierte a mi ascensor en una especie de cámara de los secretos que, por el momento, me voy a abstener de utilizar al menos durante una temporada.

No hay mal que por bien no venga, con un poco de suerte entre el ascensor de las paradojas y mi wiifit conseguiré quitarme de encima los kilos que me sobran de las vacaciones 😉

El ascensor de las paradojas
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.