Tercer domingo de octubre, cómo pasa el tiempo. Parece que ayer empezó a llegar el otoño de verdad, y ya va siendo hora, porque dentro de dos meses estamos metidos hasta el cuello en las Navidades, así que es cuestión de ir acostumbrándose. De momento, la próxima semana nos cambian la hora y eso reducirá un poco más el escaso tiempo de sol que nos queda. Mira que me toca las narices lo del cambio de hora, pero ya habrá tiempo para hablar de este tema.

Tras haber pasado la semana saltando de reunión en reunión y de ciudad en ciudad, me queda la sensación de haber hecho un montón de cosas distintas, quizá demasiadas, de haber retomado contactos que tenía algo ajados y, sobre todo, de haber vuelto a escuchar algunas voces que llevaban semanas escondidas en algún lugar recóndito de mi cabeza.

No,  no me estoy volviendo esquizofrénico -al menos no por el momento :)-. Seguro que todos habéis escuchado alguna vez esa voz interior que te va recordando cosas que ya sabes. Esa amiga peñazo que nos recuerda que por ahí ya hemos ido y nos la hemos pegado, que nos conoce mejor que nosotros mismos y a la que, de vez en cuando, bajamos el volumen para poder concentrarme en otros asuntos.

Yo he decidido parar un momento para escucharla, y ahora no tengo otra opción que concentrarme y subir el volumen para entender mejor lo que dice. Y estoy seguro de que sea lo que sea, va a provocar que la fiesta empiece de nuevo, con todo lo que eso supone. Bien, estoy preparado. Vamos allá.

Pump it up a little more

get the party going on the dance floor

see ‘cause that’s where the party’s at and you’ll find out if you do that

Precisamente, pum it up (sube el volumen) cumple ahora 20 años. Se trata de la canción más conocida del grupo belga Technotronic, que ha sido recientemente adaptada por el grupo canadiense The Lost Fingers, un grupo que hace grandísimas versiones en formato «swing» de canciones conocidas, aunque su último álbum se centra en temas creados y promocionados durante los años 80.

Tal vez me equivoque, pero creo que es el momento de hacer todo lo que dice esta canción. Subir el volumen, arrancar la fiesta y hacer que todos se muevan un poco de sus sitios. Al fin y al cabo es lo que más me gusta, así que, ¿por qué no?

Os dejo con The Lost Fingers y os deseo un enoooorme domingo. Make my day!!

Canción del domingo: Pump it up (v. the lost fingers)
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.