Primer domingo del segundo mes del tercer año de la tercera década del siglo XXI. 6 de febrero de 2022. Esto del invierno está bien, pero ahora faltan 6 domingos para que llegue la primavera y sólo de pensarlo me está entrando un gustirrinín que no veas.

La primavera pasada me escapé unos días a Cádiz con K y todavía recuerdo ese viaje como una de las mejores cosas que he hecho en mucho tiempo, no sólo porque trabajé un montón, comí atún hasta decir basta, bebí palomino en todas sus vinificaciones posibles (y algunas imposibles) y me perdí un par de veces corriendo por sus calas, sino también porque me ayudó a tomar unas cuantas decisiones que me han cambiado la vida, como abrir de una vez la oficina en el Sur y dedicar tiempo a proyectos personales que me permitan aprovechar las poquitas cosas que he aprendido, disfrutando por el camino.

Fruto de la primera decisión fue la apertura de Metricson Sevilla donde, por cierto, he pasado esta semana disfrutando un montón trabajando con el nuevo equipo y organizando saraos, aprovechando que la ciudad empieza a salir del letargo covídico. Gracias a todos por venir y a los arquitectos que crearon el cubo original para la Expo del 92, por ser unos chalados maravillosos.

En cuanto a la segunda, esta semana he lanzado Descorchify.com con mis amigos María y Pascual; se trata de mi primera incursión en B2C, aunque para esto no podía haber elegido mejores socios. En cuanto a lo del vino, digamos que tengo más experiencia como consumidor que como productor o vendedor, pero estoy deseando aprender. Si quieres saber más sobre cómo y por qué hemos creado Descorchify, haz click aquí.

Además de tomar algunas decisiones que me están cambiando la vida -para bien-, el viaje a Cádiz me hizo profundizar un poco en la escena musical andaluza, que tenía un poco olvidada desde que, hace eones, dejé de viajar a Granada todos los meses, y ahí apareció con luz propia el Kanka, un tipo fascinante, con una discografía repleta de temas vistalistas, disfrutones y que toca todos los palos, como esta maravillosa bossa nova interpretada junto al maestro Drexler: por tu olor

No es buen cazador gato con guantes,

te prefiero libre de armaduras,

sin colorantes ni conservantes.

No me interesa el mostrador del que la gente presume;

estoy contigo por tu olor, no por tu perfume

El Kanka (Juan Gómez Canca) es un compositor e intérprete malagueño que cumplirá 40 años dentro de unos meses, en pleno apogeo de su inagotable capacidad creativa. En todas mis listas de 2021 ha habido varios de sus temas (como Canela en Rama, que a Lola le encanta) y, además, tuve la suerte de verle y escucharle en el concierto que dio en Valencia este verano.

Me gusta mucho Por tu olor; es una bossa nova clásica, bien trazada, que nos anima a renunciar a los artificios, justo cuando Instagram, TikTok y el resto de redes sociales están llenas de filtros, efectos y mandangas varias para quitarnos arrugas, kilos y, en general, casi todas las medallas que hemos conseguido a lo largo de los años a base de comer, beber y disfrutar.

Mira, yo estoy en una época en la que casi lo único que me preocupa es pasarlo lo mejor posible trabajando, cuidando de Lola y disfrutando de mi gente. Es posible, aunque no siempre es fácil, así que te animo a que te crees un huequecito en el universo en el que siempre haga buen tiempo, metereológico y del otro, que es el importante.

Mientras lo construyes ¡te deseo que pases un domingo genial!

PD: como siempre, aquí tienes un enlace a todas las canciones del domingo, en orden inverso de antigüedad

Canción del domingo: por tu olor (el Kanka)
Etiquetado en:                                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.