En la mayor parte de las familias, las Navidades tienen como banda sonora marimorenas, peces en el río y cualquier otro villancico, interpretado a golpe de botella de anís del mono, pandereta de plástico desvencijada y, en el mejor de los casos, zambomba atómica (nunca he entendido este instrumento).

En nuestro caso, el día de Navidad solemos pasar de 2 a 4 horas cantando y tocando, pero la canción que no falta desde hace muchos años es este «wish you were here«, de Pink Floyd, la auténtica canción de la navidad en nuestra familia, junto a grandes temas de grupos como Siniestro Total o del mismísimo Serrat. Sí, nuestras sobremesas navideñas son muy variadas, pero molan.

Recuerdo que mi hermano y yo empezamos a tocar «Wish you were here» en el Pleistoceno a petición de mi tío Javier Muñoz, fan incondicional e irredento (esta palabra se la dedico a Juan Martínez 🙂 de Pink Floyd; la aprendimos, la tocamos hasta hastarnos, la grabamos varias veces y desde entonces no ha habido forma de olvidarnos de ella.

Wish you were here es un himno clásico, más que una canción, que forma parte del álbum homónimo de Pink Floyd, uno de esos grandes LP de cinco temas larguísimos de la banda, con millones de historias y matices, como la tos seca que Gilmour no pudo aguantarse mientras tocaba el solo con su guitarra de doce cuerdas.

How I wish, how I wish you were here.

We’re just two lost souls swimming in a fish bowl, year after year

Running over the same old ground

What have you found? The same old fears.

Wish you were here…

Disfrutad esta reciente versión en directo y que la fuerza sea con vosotros este domingo. 🙂

Canción del domingo: Wish you were here (Pink Floyd, 1975)
Etiquetado en:            

4 thoughts on “Canción del domingo: Wish you were here (Pink Floyd, 1975)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.