A finales de julio hicimos pública la paralización de varios de los servicios de e-contratos, ante la situación incierta en la que se encontraba el proyecto, por diversas cuestiones metaeconómicas que próximamente analizaré con mayor profundidad en este blog.

El asunto ha hecho correr ríos de tinta  -o de bytes- en Internet y ha tenido un recorrido algo superior al que preveía, en el que se han sucedido las especulaciones y las dudas; al fin y al cabo, Internet es información, pero cada vez más también es opinión, crítica y comentario, ¿no era de eso de lo que trataba en buena medida la web 2.0?

Tal y como apuntábamos, el mes de agosto nos ha servido para reflexionar sobre el camino que debe seguir e-contratos, sobre la mejor forma de aprovechar el enorme potencial del proyecto, las nuevas líneas de negocio que hemos abierto y la mejor forma de explotar la tecnología y el fondo de comercio que hemos generado.

En esta reflexión ha habido mucho de autocrítica y todavía más de empezar a cerrar puertas y mirar al futuro, que es donde está el negocio. Todavía es pronto para contar nuestras conclusiones, pero sí que puedo adelantaros que previsiblemente en unas pocas semanas tendré noticias, aunque supongan un importante cambio de paradigma y de visión con respecto al modelo que gestamos hace cinco años.

En cuanto a mí, parece que por el momento mi futuro se encuentra inexorablemente ligado al de e-contratos ;-), al menos en una fase incipiente, aunque todo apunta a que voy a  poder dedicarme a lo que realmente me gusta: la estrategia y el desarrollo internacional de negocio, pero «desde dentro». Como siempre, más y mejor información próximamente en vuestro blog amigo.

E-contratos: actualización
Etiquetado en:            

Un pensamiento en “E-contratos: actualización

  • 3 noviembre, 2008 a las 17:59
    Enlace permanente

    Pues es una pena. Ojalá que tengáis suerte y esto salga adelante.
    De todas formas, creo que por este servicio se debería de cobrar una cantidad al mes al darse de alta, y que se incluyeran algún tipo de servicios aparte. Puede que así tengáis unos ingresos fijos con los que poder contar. Claro que yo de esto poca idea tengo.
    Un abrazo muy fuerte Luis.
    Gilberto

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.