Una de las primeras cosas que hice al llegar a Estados Unidos fue comprar una lata de Spam. No se puede trabajar en algo relacionado con internet sin tener una lata de Spam. Por supuesto, no voy a abrirla, ni me planteo ingerir el subproducto cárnico que contiene, pero el hecho de disponer de una lata de Spam me acerca al triunfo 🙂

Como ya sabrás, desde hace ya varios años «Spam» es el nombre que se le da al correo electrónico no solicitado, una figura que en España se describe y regula en la LSSI (artículo 21). Lo que quizá no sepas es que SPAM no es un acrónimo ni responde a unas siglas, sino que se trata de una marca de carne enlatada lanzada en 1937 y que se popularizó durante la Segunda Guerra Mundial entre los soldados aliados.

¿Qué demonios tiene que ver la carne enlatada con los correos no solicitados? Tal vez hayas olvidado que internet es un hervidero de geeks y que muchas veces las cosas no son lo que parecen. La conexión llega de la mano de Monty Python, el mítico grupo de humor inglés, que utilizó varias veces la palabra «spam» en sus sketches como una interrupción molesta.

El mejor ejemplo, y el origen de la asociación entre la carne y los correos no solicitados, es este vídeo que probablemente hayas visto mil veces, pero que vale la pena recordar de vez en cuando para recordar de dónde venimos (ojo a los subtítulos, porque algún desaprensivo ha traducido «Spam» por «cerdo» WTF!)

Si te estás preguntando qué demonios hacen ahí esos vikingos o por qué cantan «extraordinary Spam», o de dónde sale ese señor que habla de pezones… definitivamente necesitas un ración extra de Flying circus.

Me pregunto cuánta gente en el planeta habrá comprado una lata de Spam, como yo, gracias a esta asociación conceptual absurda, pero seguro que éste es uno de los motivos de supervivencia de la marca.

Y tú, ¿ya tienes tu lata de Spam? 🙂

Spam, spam, spaaaaaam
Etiquetado en:                        

3 thoughts on “Spam, spam, spaaaaaam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.