mcfriend

Casi todos los días recibo invitaciones de empresas que pretenden ser mis amigas en facebook y en otras redes sociales. Nunca he aceptado a una empresa como amiga e intento formar parte de la menor cantidad posible de grupos, no porque sea un asocial, sino porque en la mayoría de casos me parece una tomadura de pelo.

Dándole vueltas al asunto, he recopilado los siguientes motivos por los que no deberías aceptar jamás la invitación de una empresa, institución, asociación o cualquier otra forma jurídica distinta a una persona física que conozcas bien como amigo en facebook o en cualquier otra red social:

Una empresa no es un amigo: Puede resultar obvio, pero una empresa es un conjunto de recursos que tienen una finalidad estrictamente crematística. Una empresa necesita ingresar dinero y para ello necesita clientes. Por definición, un negocio no tiene amigos, es más, ontológicamente sólo una persona física puede tener amigos, te pongas como te pongas. Aunque te trate bien, aunque seas un fan de su marca, aunque te parezca inofensiva o, incluso, graciosa en un primer momento, su único objetivo es que seas su cliente o le ayudes a atraer nuevos clientes, muchas veces por su cara bonita.

Privacidad: Tu perfil en cualquier red social aglutina una cantidad ingente de información sobre tu actividad, tus gustos y tus amigos. Aceptando a una empresa como amigo, le autorizas para que acceda a toda esa información y, aunque no pueda traspasarla a sus propias bases de datos, siempre podrá acceder a la red para utilizarla. Luego no te quejes cuando recibas miles de ofertas en forma de actualizaciones en su muro, invitaciones a eventos o si machaca a tus amigos para que también la acepten como amigos. Es más fácil ignorarla desde el principio.

Utilidad: No te sirve de nada ser amigo de una empresa. A ella le interesa tu información, pero tú puedes acceder a la suya a través de su web o de muchas otras formas. Un «perfil» de empresa no deja de ser un panfleto publicitario, así que es evidente que estás en inferioridad de condiciones, o al menos de intereses.

– Concepto: Las empresas tienen grupos y perfiles específicos en las redes sociales en las que pueden darse de alta para interactuar con los usuarios. El hecho de que traten de ocultarse bajo la apariencia de un usuario para intentar acceder a tu información podría suponer una infracción de las condiciones de uso en muchas redes, en especial en aquéllas en las que hay que pagar para dar de alta una empresa o un grupo (ahora mismo no sé si queda alguna, pero hace años muchas redes funcionaban así).

Quizá sea deformación profesional, pero me molesta la gente que incumple las reglas del juego para aprovecharse de mi buena fe. Una empresa jamás será tu amiga y antes o después acabará intentando sacar algún provecho de ti, así que mi consejo es que jamás aceptes una invitación de una empresa como amigo y que elimines a todas las que ya hayas aceptado, antes de que sea demasiado tarde.

Tu amiga la empresa
Etiquetado en:                            

3 thoughts on “Tu amiga la empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.